Deudas de personas que se declaren en quiebra deben quedar anuladas y borradas del sistema

La Corte Suprema resolvió que la quiebra de una persona busca que se convierta nuevamente en “sujeto de crédito”, por lo que cualquier deuda debe quedar anulada y borrada en todo el sistema, independiente de la que se trate.

Esto a raíz del caso de dos mujeres que mantenían deudas con el CAE y el Fondo Solidario. Pese a que se habían declarado en quiebra y la Justicia ordenó que sus registros fueran borrados en la Tesorería, en el comercio y la banca, descubrieron que sus antecedentes de morosidad aún no habían sido borrados.

¿Cuál es la consecuencia de esto? Que acceder a productos de la banca y el retail sería muy difícil o casi imposible. Ambas presentaron un recurso de protección ya que sus derechos constitucionales estaban siendo vulnerados. Esto fue rechazado y tuvieron que apelar hasta que, finalmente, la Justicia les dio la razón. Ahora aplica a cualquier deudor.